Tri-seguidores de este blog

lunes, 10 de enero de 2011

TODAVIA QUEDA MUCHO TRABAJO POR HACER




La vida se compone de contrastes: día/noche, frío/calor, bueno/malo, vida/muerte... y también alegría/tristeza y éxito/fracaso. Si tras acabar la media de Los Palacios me las prometía muy felices, la última carrera de 2010 en Otura fue un poco decepcionante, y esta primera carrera de 2011 entre La Luisiana y Écija me ha dejado un sabor un poco agridulce. No debo de olvidar que aún llevo poco tiempo compitiendo, que me queda todo un camino por delante por recorrer, que a cada paso le seguirá otro y no me debo de saltar ninguno.




Todo esto viene a cuento porque estas navidades he "pecado" doblemente, por exceso y por defecto: por exceso en la bici para lo poco que llevaba entrenado (tiradas de 50 y 60 Km.) , y por defecto en carrera al no haber hecho ninguna tirada larga: la máxima fue de 1 h 10'. Y en esta carrera he tenido por ello doble "penitencia": el exceso de bici me ha tenido durante toda la carrera con los muslos cargados, y el defecto de fondo corriendo lo he pagado en los últimos kilómetros.





Llegué con Pilar a Écija con bastante tiempo, para poder dejar allí el coche y coger el autobús hacia La Luisiana. Había quedado con Oscar-Tricaletero y Sonia, a la que por fin conocí en persona, se quedaron Sonia y Pilar juntas en Écija y me fui con Oscar en el bus. Conversación muy agradable girando siempre, cómo no, alrededor de nuestra afición común, el deporte. Nada más coger el dorsal nos encontramos con Carlos-Ultimos Metros, y nos deseamos suerte. En los  nos minutos previos nos cruzamos con Manuel-Papa Campeón, y con Selu-Triatlon Real,  fue un placer conocerlos a ambos en persona. Como podéis ver, muy bien acompañado en la espera, pero ya en el calentamiento notaba que no estaba fino.




La salida tuvo un pequeño retraso de unos diez minutos, pero tampoco era plan de quejarse después de la tregua que nos está dando la lluvia. Hasta el momento estoy siendo en ese aspecto muy afortunado: es la tercera carrera con amenaza de estar pasada por agua en la cual al final me libro (además de ésta, también me pasó en Alcalá y en Los Palacios). Le deseo suerte a Óscar, él irá a su ritmo que es bastante superior al mío. Como veía que hoy no tenía "chispa", y al ser una distancia más larga a la que aún no me había enfrentado (25,6 Km.), tuve claro desde el principio que hoy era un día para marcar un ritmo constante y guardar fuerzas para el final, que buena falta me iban a hacer.





Consigo contenerme en la salida, adelantando sólo a los que iban claramente más lento de lo que yo pretendo. Hacia el Km. 1 me encuentro con un grupo de corredores del club Astigi de Écija. Uno de ellos va con un Garmin, y les noto que llevan un ritmo muy adecuado para mí. Me quedo con ellos y dejo que me marquen el paso. En esos primeros kilómetros voy bastante bien, noto los muslos quejándose pero puedo aguantar sin mucho problema. Vamos a 4' 45" el Km. muy constantes, parecen un reloj suizo. Veo un poco liosa la señalización de los kilómetros, lo marcan de tres formas distintas (dos pintadas y una en vertical) pero no están juntas, sino bastante separadas: ¿cuál es la buena?





Pasamos El Campillo (Km. 4) sin problemas, llegando a Cañada  Rosal (Km. 10) empiezo a flaquear un poco. Ahora no voy al lado de este grupo, sino justo detrás de él. Ya no tengo la facilidad para la recuperación de cuando era más joven, aún estoy pagando el abuso de la bici del domingo pasado, pero sigo manteniendo capacidad de sufrimiento, así que apretando un poco los dientes sigo aguantando su ritmo. Me adelanta Manuel, cruzamos unas palabras y él sigue para adelante. En estos momentos de quien más me acuerdo es de quien pintó el perfil, parecía que era siempre suavemente descendente pero de Cañada hasta Écija es casi todo el rato en leve subida, y eso lo notan mucho mis agarrotados muslos.







A partir del Km. 13/14 sólo consigo seguir al mencionado grupo haciendo "la goma", de vez en cuando se me van unos metros pero apretando un poco luego los vuelvo a alcanzar. Me empeño en aguantar su ritmo un kilómetro más, y luego otro, y después a ver si soporto otro más... Si consigo llegar así hasta la meta, haré más o menos las 2h 5' que me había marcado como objetivo. No voy especialmente cansado, pero la sobrecarga en los muslos es muy dura, es como una metralleta de minipinchazos que se convierten en una quemazón interna y continua. Pero va quedando menos, y sigo soportando el esfuerzo como buenamente puedo.






Llego al Km. 21 en 1h 41', eso significa que, a pesar de las malas sensaciones, hasta este punto he igualado más o menos la marca de Los Palacios, gracias a una mayor regularidad. Es un pequeño triunfo, el cual no saborearé mucho con lo que me vendrá después... Se acaba la cuesta arriba, y comenzamos a ver el bonito conjunto que conforma el casco urbano de Écija visto desde arriba con sus famosos siete campanarios. No procede explayarse en su contemplación, porque se avecina un cambio de tercio: ahora toca una cuesta abajo muy pronunciada, y a quienes les toca ahora recibir su dosis de leña es a mis maltrechas rodillas.






Cuando se termina la bajada y nos adentramos en el tramo adoquinado (Km. 23), comienza el calvario final: con los muslos hechos polvo, y el castigo recibido en las rodillas, me descuelgo del grupo, empieza también a dolerme un tendón, el terreno irregular me rompe completamente el ritmo... El último tramo lo hago completamente roto, no estoy desfondado o sin energía, es que la paliza recibida ha hecho mella  en mis piernas y no son capaces de mantener el ritmo que llevaban. Bastante hago con no pararme o ponerme a andar. Me arrastro como puedo a un ritmo flojísimo, soy adelantado por muchos corredores, me alcanza Selu que me anima, pero no doy más de mí.





Por fin llego a meta  como buenamente puedo, ya han pasado las 2h y 7', al menos la velocidad media ha sido por debajo de los 5' / Km. Viendo la clasificación, compruebo que en  menos de 3 Km. he perdido más de 2 minutos con el grupo al que he seguido casi todo el rato. Estoy más machacado que nunca, y un poco frustrado por el bajón de los últimos kilómetros, pero debo de ser capaz de ver también las cosas buenas: he sabido cumplir con mi idea inicial de se más constante con mi ritmo, hemos subido el listón en cuanto a distancia total se refiere, y superado la barrera psicológica de estar más de 2 horas corriendo sin parar. Son logros que darán sus frutos más adelante, que me van a ayudar a consolidarme como un corredor de fondo más regular y metódico, en vez de correr tan a lo loco.





Siento un poco de envidia cuando veo la copa que tiene Sonia, pero pienso que Oscar sí se la ha merecido. La sorpresa vino luego, cuando al recoger la bolsa y la camiseta compruebo que hay copa para todos: es una bonita forma de hacernos ver que todos somos campeones al habernos superado a nosotros mismos haciendo esta dura prueba. Como siempre digo tanto lo bueno como lo malo, he de comentar que la recogida de la bolsa con la ropa y la bolsa del corredor fue un poco caótica, al mezclarse las dos colas. También es muy común en todas las carreras, no sólo en ésta, que se acaben las camisetas de talla M y haya que recogerlas más grandes. Tienen que darse cuenta que los que corremos distancias largas solemos quedarnos en los huesos, y tendemos más a tallas pequeñas que a grandes.




Otro fallo que ya han comentado es que se acabó la cerveza muy pronto, fuimos muchos los que nos quedamos sin ese "trofeo" que tan bien sabe después del gran esfuerzo realizado. Tras charlar y hacerme fotos con Selu, Óscar, Sonia y Pilar, nos fuimos para el coche con unos pasos más cortos que los de Chiquito de la Calzada, mis piernas eran para lo único que daban. Justo en ese momento la lluvia finalizó su tregua, menos mal que teníamos el paraguas a mano. Espero recuperarme bien para los próximos entrenos y pruebas, habrá que ajustar los volúmenes para salir de este desfondamiento y aprender también de los errores.


14 comentarios:

Antonio dijo...

Muy bien Charlie, pero estoy viendo que te puede pasar como a mi en breve : "pasarte de rosca", levanta el pie y deja recuperar. Un abrazo

Charlie dijo...

Para Antonio: tienes razón, ya me voy dando cuenta que me revoluciono más de lo que debo, y todavía me quedan en Enero mi primero duatlon sprint y la media de La Cartuja.

Hasta el finde sólo haré las clases de natación, después entrenaré con mesura, y a partir de Febrero me haré el propósito de competir menos y entrenar más.

Un abrazo y hasta pronto.

Selu dijo...

Charlie, no seas tan pesimista hombre de Dios, que lo hiciste muy bien. A ver, simplemente prioriza, es decir, ahora estás empezando como tú dices, pues no empieces tan pronto a meter tanta bici, disfruta del calendario de carreras, y mete pedales para descansar activamente de las carreras a pie que son más traumáticas. A partir de Marzo el calendario de carreras da un bajón considerable y ya tendrás tiempo, tanto cronológico como meteorológico, de darle a la burra descuidando algo la carrera pero con un gran trabajo de base hecho en esta disciplina. He dicho. Por cierto, piénsate lo de Sevilla. Creo que si achuchas estas dos semanas de Enero que restan y te mueves por los 60-70 kms. podrías terminar Sevilla en torno a 4h:00 sin más problemas que el cansancio lógico de los últimos kilómetros. Un saludo, y un placer conocerte en persona.

Charlie dijo...

Para Selu: muchas gracias por tus consejos, está bien lo de exigirse a uno mismo, pero dentro de tus posibilidades y circunstancias. Es cierto que no lo hice mal del todo, pero aún debo de seguir mejorando, ya habrá ocasiones más adelante.

Es verdad que en la bici estoy intentando recuperar el tiempo perdido demasiado pronto, comparado con que los entrenamientos de carrera los llevo realizando desde hace más tiempo. Esta primavera a ver si llueve menos y puedo aprovecharla bien.

En cuanto a lo del maraton, después de lo que he sufrido en esta carrera, prefiero ir poco a poco y seguir "haciendo cuerpo", sería demasiada paliza. Creo que será mejor dejar para el año que viene, lo disfrutaré más teniéndolo más preparado y no yendo tan al límite, pero seguro que este año estoy allí de voluntario, de liebre para los amigos, de palmero o vendiendo globos si hace falta, quiero verlo de cerca para que el gusanillo me motive más a entrenarlo bien.

El placer ha sido mío, da gusto conocer a gente buena, seguiremos en contacto. Un abrazo y hasta pronto.

tragabuche dijo...

buena cronica charlie,no esta mal hombre ya que has dedicado mas tiempo a la bici,si queremos hacer de todo algo tiene que ser sacrificado y en todos lados no podemos estar,ni todas la carreras salen pòr igual.con calma que se puede mejorar mucho aun combinandolo todo,es cuestion de tiempo.me hubiera gustado estar allí con vosotros ,de hecho es una de las carreras que siempre hago pensando en la maraton,luego estuve con el caletero tomando unos filetitos,podias haberte presentado tambien tú.un dia vamos a organizar algo asi,un dia de campo o una buena barbacoa con las señoras,nos inventamos una competi ese dia,un abrazo

Charlie dijo...

Para Fernando: es ahora cuando me estoy dando cuenta de lo complicado que es combinar a la vez los tres deportes, por eso no es posible entrenar los tres y apuntarse a todas las competiciones de los tres por separado y además las combinadas. Eso para un hojalata-man como yo es mucha tela. Ya iremos mejorando poco a poco, además de entrenar tengo que aprender a tener paciencia.

Una quedada campera o barbacoera es un plan estupendo, a mí cada vez me gustan más los planes diarios, la noche para los vampiros y los buitres, je, je.

Un abrazo y hasta la próxima.

Triatlòn Nazareno dijo...

buena carrera a ver si coincidimos enalguna y nos conocemos,vas a morón?

Charlie dijo...

Para Jose Ramón: la carrera fue buena en cuanto al esfuerzo realizado, el resultado hubiera sido mejor si hubiera sido capaz de aguantar el ritmo hasta el final, para eso me falta "curtirme" un poco más.

El 23 no voy a Morón, haré mi primer Duatlon en Sevilla, espero tener un debut medianamente presentable.

Un saludo, a ver si nos conocemos por ejemplo en la Media de la Cartuja.

Manuel dijo...

Que buena cronica charlie,me alegro por el tiempo que hicistes al final y eso que llegastes roto,y me reservé al final un poco de cara a la maraton ya que las rodillas no andan muy finas,hice 2 horas justas con buenas sensaciones,lo dicho fue un placer y hasta la proxima chulo.Un abrazo amigo.

Charlie dijo...

Para Manuel: bueno, al ser la primera vez es normal que me deje por delante un margen de mejora, pero lo importante es que la acabé y la hice más o menos como lo había programado, que es importante aprender a controlarte.

Cuidate las rodillas, yo también las tengo de porcelana (pero no de El Corte Inglés, sino de los veinte duros, je, je), son un punto crítico por todo el peso que soportan, y sin ellas estamos más perdidos que Chanquete en el Sahara.

Un abrazo y hasta pronto.

Emilio dijo...

Charlie yo lo veo genial tio, esa carrera es bastante dura y si no llevabas tiradas muy largas pues a partir del km 20 se hace eterna asi que mi enhorabuena krak y a seguir

Charlie dijo...

Para Emilio: muchas gracias por tus ánimos. Es verdad que he hecho pocas tiradas largas por encima de la hora y cuarto, y llevo ya un tiempo sin entrenarlas. Lo difícil es combinar todo a la vez con los entrenos de bici, natación, descanso... Y a su vez con trabajo, parja, familia, amigos... ¿A qué planeta me puedo mudar donde los días tengan más de 30 horas? :-D

Un abrazo y hasta la próxima.

Carlosgbg dijo...

Lo importante es que llegaste hasta el final. A veces pasa que no sabes como vas a llegar porque los últimos kilómetros te parecen criminales por lo que sea, dureza, falta de fondo, musculos cargados, pero es una buena manera de superarse y te sirve para entrenar el coco creo yo.
Me alegro de que coincidieramos una vez mas y gracias por el video de "esos locos que corren" esta muy chulo, ya mismo lo estoy colgando en el blog.

Un abrazo crack!

Charlie dijo...

Para Carlos: tienes razón, hay que saber quedarse con lo positivo, que acabé y que supe sufrir esos kilómetros para llegar, es un buen paso adelante aunque haya sido "un poco" doloroso.

Me alegro que te haya gustado el video, es del blog de Emilio, no sé si lo conoces (www.aistartiotriatleta.blogspot.com)

A ver si otra vez coincidimos con más tiempo para charlar, que en Los Palacios y en ésta ha sido casi un "hola y adios", esperemos que en La Cartuja sea así.

Un abrazo y hasta pronto.