Tri-seguidores de este blog

martes, 25 de enero de 2011

PARA SER EL PRIMERO, BIEN HECHO ESTÁ

Este domingo he debutado en una de las modalidades que me faltaban por probar, la del duatlón. Ha sido en distancia sprint, y al igual que mi debut en triatlon ha sido "en casa", en Sevilla, en el mismo escenario (Isla de La Cartuja y Parque del Alamillo) y con un circuito hasta coincidente en algunos tramos. La fecha elegida no era muy adecuada, con muchos triatletas dedicados aún a la temporada "runner" con vistas a la maratón de Sevilla y con un clima muy desapacible: nublado, frío, con viento cortante e incluso chispeando a ratos. A pesar de ello, ha habido una participación aceptable, y con un ambiente animado dentro de lo que cabe con un tiempo tan desalentador.


Como siempre que me estreno en una modalidad o distancia, es inevitable tener alguna dudas e inseguridades. En este caso la verdad es que no me preocupa la distancia, puesto que corriendo a pie ya he hecho competiciones bastante más largas y en bici he entrenado también sobre esa distancia e incluso por encima de ella. En este caso, lo que más me inquietaba es que el frío me hiciera sufrir más de la cuenta, que la fina lluvia pudiera causarme alguna caída en las curvas o que mi falta de experiencia para rodar en pelotón me involucrase en una de las temidas "montaneras". Al final hemos escapado bien de todos esos miedos: me abrigué adecuadamente, la lluvia no fue suficiente como para que cuajara en el suelo y al ser mi ritmo en bici más bien discretillo, he ido todo el rato en solitario pero sin problemas.

La salida se retrasó bastante, más o menos 40 minutos, en parte por la lentitud en el reparto de dorsales, chips y camisetas. En las carreras populares, donde la participación suele ser bastante más numerosa, los reparten con mayor rapidez, porque ponen más colas y además las camisetas las dejan para el final. Entrando en boxes para el check-in, veo que a una de las chicas se le cae el sobre de las pegatinas y el dorsal, se lo indico, lo recojo, se lo doy y me da las gracias. Me suena su cara, cuando al día siguiente compruebo su número se confirman mis sospechas: ¡es nada más y nada menos que María Pujol! ¡Casi ná!


Otro fallo de la organización fue la falta de claridad a la hora de organizar la salida. ¿Tan difícil es contar con un megáfono de mano para dar las indicaciones en primera línea? Se notaba que los participantes estábamos deseando empezar ya para entrar en calor, menos mal que estaba bien situado, cerca de la primera línea y arropado por estar en medio de la multitud. Arrancamos con ganas pero con prudencia, no me quería desfondar. Noto otra vez los muslos un poco cargados, al final es a causa del cursillo de natación, no de la bici, pero no me suponen demasiada molestia.

Al acabar la primera vuelta a pie (se supone que 2,5 Km.), miro el reloj y marca poco más de 9 minutos. Esto no me cuadra, significaría ir a poco más de 3' 30" / Km., y ese ritmo está aún muy lejos de mi alcance. Midiendo posteriormente el circuito por Internet, me salen sólo 2,2 Km. El ritmo aún así es muy bueno para mí, a alrededor de 4' 10"/Km. La segunda vuelta también la hago a ese ritmo más o menos, y entro en la T1 con menos de 19 minutos. Entre el recorte y mi buen rendimiento, voy bastante por debajo de lo que había calculado. Aquí se produce la globería de turno: al haber dejado los botines de la bici dentro de una bolsa para que no se me mojaran con la lluvia, me la habían dejado apartada a un lado, y al no encontrarla, mi genio hizo acto de presencia.


Comienzo el sector de bici, a ver qué tal me defiendo. De momento no sufro el frío, entre las mallas que me ha dejado mi compañero Diego (¡muchas gracias, canijo!), la chaquetilla sin mangas, la sudadera y los guantes voy bien protegido. Ya contaba con que me adelantarían bastantes debido a mi escasa velocidad, pero no es tan humillante como en el triatlón el año pasado: es más llevadero al competir en una prueba de más nivel (el año pasado fue en supersprint), y además al ir algo más rápido las pasadas no son tan fulgurantes, sino graduales. Voy satisfecho con mi ritmo, las curvas las hago con prudencia y lo único que se me atraganta un poco es la subida después del túnel en la primera recta larga y el frío viento en contra en la otra gran recta, la de vuelta.

¡BUEN TRABAJO, PACA!
 Escucho a los que me adelantan avisar que atrás ha habido una caída grande, me alivio de ir en solitario y librarme de esas contrariedades. Aunque no sea capaz de acoplarme a ninguno de los grupos que me adelantan, como no estoy acostumbrado a circular a rueda de nadie, tampoco lo hecho en falta. El único contratiempo que sufro es una subida de gemelos cuando me falta poco para llegar a la T2. Consigo recuperarme, pero pierdo fácilmente por lo menos un minuto mientras vuelvo a mi velocidad de crucero. Mi tiempo en bici sin contar las transiciones es de 44 minutos, y el velocímetro de la bici marca que la distancia de 20 Km. está "clavada" (medida de forma exacta), y que la velocidad media ha sido de poco más de 27 Km/h. Es una buena referencia como "suelo" para tratar de irla mejorando poco a poco.



La tercera vuelta a pie tuvo poca historia, el agarrotamiento de piernas no me dificultó realizarla al mismo ritmo de 9 minutos. Observo con curiosidad que adelanto a varios al principio que luego se recuperan y me vuelven a adelantar, eso significa que me cuesta menos arrancar cuando bajo de la bici que a otros, es una buena noticia a tener en cuenta para mis futuros duatlones y triatlones. Mi tiempo final, contando con las transiciones,  es de menos de 1h 17'. Aunque es inferior al que había previsto, sigo muy retrasado en la clasificación, pero el nivel de  mis competidores es más alto que los del triatlón del año pasado, y he mejorado bastante mis ritmos sobre una distancia mayor y con un clima muy desfavorable . Mis objetivos principales eran acabar la prueba, no sufrir lesiones ni incidentes graves y marcar unos ritmos decentes. Todos se han cumplido, la sensación es de satisfacción, muy parecida a cuando te salía bien un exámen difícil después de haber estudiado duro.


No quiero acabar sin mencionar que si es verdad que quieren promocionar más el triatlón y sus variantes, con estos precios tan altos (más del doble de lo que cuesta una media maratón) en las pruebas oficiales, sin apenas apoyo público y con tan pocos detalles en las llegadas (si no llega a ser por los de Infisport, hubiera sido la camiseta, agua y gracias), difícilmente se va a conseguir. Encima, la espera para poder recoger las bicis hasta el final de la última prueba. Con el frío que hemos pasado tanto los competidores como los acompañantes, ¿qué les hubiera costado una olla de caldo caliente, por ejemplo? ¿Y unas piezas de fruta o un bocadillo, para recuperar fuerzas? Son pequeños detalles que se agradecen y que a la larga ayudan a crear afición, vuelvo a insistir a que tienen mucho que aprender del ambiente runner.
Bueno, ya no me enrollo más, que estoy volviendo a los malos hábitos. Espero la semana que viene acabar igual de contento la que probablemente será mi última media maratón en bastantes meses, otra vez en La Cartuja: estoy planteándome la posibilidad de mudarme a Nuevo Torneo, con lo que me voy a ahorrar en gasolina me puede compensar y todo. ¡Hasta la próxima!

13 comentarios:

Charlie dijo...

Para Roberto: muchas gracias por hacerte seguidor de mi blog. Contigo ya alcanzo la mayoría de edad (18), pero el pavo no se me pasa, je, je.

A ver si en otra ocasión que coincidamos nos conocemos, sea por aquí o por Granada.

Un abrazo y hasta la próxima.

Triatleta Caletero dijo...

Enhorabuena por tu debut socio...solo es el primero de muchos mas. El domingo nos vemos amigo. Vamoooss Vamooosssss go go go. Un abrazo

Charlie dijo...

Para Oscar: lo importatne, además de participar, es atreverse con nuevos retos, y si se consiguen, ya es un buen paso. El próximo tuyo va a ser cosa fina, nada más y nada menos que el ICAN de Marbella, sin contar con el marcón que vas ha hacer en la maratón de Sevilla, que ya lo doy por descontado.

Un abrazo, nos vemos el Domingo en La Cartuja.

Angel dijo...

Enhorabuena por este nuevo debut tuyo. Eso es bueno y poco a poco, a seguir aprendiendo de estas experiencias.

Un saludo.

Charlie dijo...

Para Angel: hay que huir de la rutina, enfrentarse a desafíos cada vez mayores, para ver hasta dónde somos capaces de llegar. Si tenemos constancia, coraje y valentía, a los primeros que nos sorprenderemos será a nosotros mismos. La experiencia, además de enseñarnos, será una vivencia que llevaremos dentro, y nos enriquecerá, ¡aunque no nos pague las facturas ni las hipotecas, je,je!

Un abrazo y hasta pronto.

tragabuche dijo...

enhorabuena charlie pero el duatlon no sale muy bien parado por lo que he leido en algunos blogs,no dudo de que hubiera un gran nivel pero hay mas puntos negativos que positivos.caro, mala bolsa,mal medido,retrasos,fecha,ect,ect.hay que pensarselo mucho antes de apuntarse a uno de estos,muchos logos en la camiseta de patrocinadores pero eso no reduce la cuota de inscripcion,segun of sport la fede pone el precio,¿como es eso? y si los patrocinadores te cubren el gasto,tambien?con estos precios no ayudan mucho a la promocion del deporte que ya por si es caro.a seguir charlie dandole a ver si llegan las rebajas a la fede.un abrazo

Charlie dijo...

Para Fernando: con lo del nivel me refería a los participantes, a que me enfrentaba a gente más preparada que el año pasado en el triatlon supersprint. En la organización está claro que dejó bastante que desear, lo de la federación con los precios sinceramente no lo entiendo, como no estoy federado no me he molestado ni en preguntarles directamente a ellos, pero creo que es un error de planteamiento si de verdad quieren popularizar este deporte. Lo mismo digo de que sea más caro federarse como independiente que como miembro de un club.

Pero bueno, críticas aparte, lo importante es que disfruté, que cogí experiencia y que ya me he baremado "por lo bajini", ahora a intentar subir el listón poco a poco.

Un abrazo y hasta pronto.

Selu dijo...

A este paso vas a hacer más carreras que Eneko Llanos. Buena carrera a pie y por la bici no te preocupes, ya vendrá el buen tiempo y se podrán acumular kilómetros, de todas formas te digo, que si este año lo tuyo son las distancias cortas, abusa de rodillo y clases de spinning que es lo que te va a dar ese puntito para aguantar esas ruedas que ahora te adelantan. ¡Hala!, a seguir.

Charlie dijo...

Para Selu: me he hecho el firme propósito de a partir de Febrero competir menos y entrenar más, a la larga me vendrá mejor, si no pierdo muchos días descansando antes de la competición para llegar fresco, y después para recuperarme.

Gracias por tus consejos para la bici, ahora que viene el buen tiempo aprovecharé para darle más caña, e ir aumentando la cadencia, el ritmo, los desarrollos, la distancia... Rodillo no tengo, y me atrae más el aire libre que ir al gimnasio, que además el presupuesto está cortito.

Un abrazo y hasta pronto.

Triglobero.com dijo...

Felicidades, para mi el Duatlon es asignatura pendiente. Un abrazo

Charlie dijo...

Para Antonio: si ya has hecho varios triatlones sprint, el duatlon es un poco más fácil y asequible, así que lo único que necesitas es buscar uno que por fecha y sitio te venga bien. Sin ir más lejos, el de Chiclana el 27 de Febrero, por ejemplo.

Un abrazo y hasta pronto.

David dijo...

Charlie te doy mi enhorabuena por tu éxito, esto hace grande este deporte. Al final es lo que queda las personas. Si tienes alguna duda y me coges cerca no dudes en preguntar, yo también fuí como tú y no olvides que todos los días aprendemos algo nuevo, cuando eso no ocurra es que estás muerto.

Charlie dijo...

Para David: muchas gracias por tus ánimos, estoy completamente de acuerdo contigo, lo importante está en esforzarse para superarte a tí mismo y progresar, sólo por intentarlo ya estás triunfnado, y si además lo consigues, con más motivo.

Te agradezco también tu ofrecimiento, tengo mucho que aprender de gente como tú mejor preparada y con más experiencia en este maravilloso mundo del triatlon. Me sirven de mucho vuestros blogs, como punto de referencia y fuente de ánimo.

Un abrazo y hasta pronto.