Tri-seguidores de este blog

lunes, 14 de febrero de 2011

LA EPICA TIENE MAS DE MIL CARAS

 
 

A pesar de que como aficionado al deporte siempre me haya sentido atraido por los maratones, debido a toda la carga de historia y leyenda que arrastran desde hace ya nada más y nada menos que 2.500 años, al considerarlo algo lejano e inalcanzable nunca había asistido como espectador a ninguno, y eso que el de Sevilla siempre ha pasado cerca de casa de mis padres,  pero como si fuera mostrando despecho hacia una novia que te rechaza, lo ignoraba, volvía la cara y miraba para otro lado.





Esa deuda por falta de interés la he saldado con creces en la edición de este año. Ahora que me he aficionado de verdad a los deportes de resistencia, que veo cómo mi forma física va mejorando de forma lenta pero firme conforme pasan las semanas y los meses de entrenamientos y competiciones, que empiezo a plantearme seriamente la posibilidad de enfrentarme a un maratón con capacidad suficiente para terminarlo, era el momento de vivirlo de cerca para prepararme también psicológicamente a lo que esta carrera significa y demanda a los que se atreven con ella.



 
Con más motivo aún, gracias a la blogosfera vas conociendo cada vez a más y más buena gente que comparten esta afición contigo, y que hoy se enfrentaban a este gran reto de correr hasta el límite de sus fuerzas, quería compartir esos momentos tan especiales con ellos aunque fuese desde "el otro lado", a pie de acera, correr unos pasos con ellos y darles mi ánimo y transmitirles mi enhorabuena por conseguir acabar la carrera y por cumplir sus objetivos. Es una gran alegría poder decir que todos ellos lo lograron, podrán contar a sus amigos, a sus hijos y a sus nietos que han completado la hazaña de correr una maratón, y además dentro de los objetivos que se habían marcado: menos de 3 horas, de 3 y media, o mejorar su marca, o simplemente acabarlo.




Me acerqué con Pilar primero a ver pasar la maratón por el punto más cercano a mi actual casa, en le cruce de la Avenida de Andalucía con la Ronda el Tamarguillo. Al ser una zona no residencial y en domingo, estaba un poco desangelada, asíq ue con una Sevici remonté un poco hasta el Km. 20, en la confluencia de Santa Clara con Montes Sierra . Aquello ya era otra cosa, coincidió además con los primeros grupos grandes, nada más de pensar lo que cansa una media maratón y que aún les quedaba correr otra media, daba vértigo. Bici arriba, bici abajo, conseguí ver a Oscar, a Fernando y a Lay, y hacerles una foto desde la bici como buenamente pude.


Después de esta primera toma de contacto, nos montamos en el coche, y rodeando la ciudad por la SE-30 y callejeando luego conseguimos llegar hasta Los Remedios, donde esperé a Oscar para acompañarlo y animarlo en los últimos kilómetros. Ya empezaba a tener problemas de agarrotamiento en las piernas, poco a poco consiguió llegar hasta la meta y lograr su objetivo: bajar de 3h 30'. Tras entrar él en el estadio, me quedé en la última curva antes de encarar en el estadio, donde empezaba el tramo de vallas, y ahí fui esperando a todos los conocidos para acompañarlos en ese último hasta entrar en el tunel sur.Allí pude ver y acompañar a muchos más: a Manu, Lay, ManuelSeluJonathan, Adrián, Luisfi... A Carlos me dió tiempo de retroceder un poco más y acompañarlo un rato más largo. Pero también me quedé con la ganas de conoceros a muchos de vosotros: a Alvaro, Alberto, Jose RamónRicardo, David-Matraca, David-Waltrapa, LuismaJan...



Mientras esperaba, veía pasar a todos los corredores que iban llegando al estadio, y ésa fue la inspiración para el título de esta entrada: ver cómo cada una de esas caras reflejaba el cansancio, el dolor y el agotamiento, pero también la ilusión, la alegría y la emoción de ver el fruto de sus esfuerzos. Con independencia de la edad, experiencia, condición física o estado de forma, dando igual si era el primer maratón o ya llevaban varias muescas en sus zapatillas, de si lo hacían en los primeros puestos o quedaban de los últimos, sin importar si lo hacían bastante enteros o rotos de tanto sufrir, todos y cada unos de los 3.899 que acabaron la carrera eran GANADORES, y podían sentirse como HÉROES. Dentro de su acelerado y fatigado corazón seguro que sintieron la emoción de dar las últimas zancadas dentro del estadio al calor de los aplausos de reconocimiento a su esfuerzo y coraje, cada uno lo viviría a su manera, y por cualquiera de ellos me hubiese cambiado por saber cómo se sintieron.



Así que esa semilla que tanto tiempo ha estado sembrada durmiendo, y que en los últimos meses he ido regando, ahora ha recibido el abono necesario para empezar a crecer. El año que viene, si ningún contratiempo lo impide, el maratón de Sevilla tendrá en mí a un loco más entregado a la tan extraña relación de amor-odio que se entabla entre los corredores y ella. Por ese reto lucharé y por ese sueño entrenaré con más fuerza si cabe. Espero por tanto contaros la próxima maratón de Sevilla desde dentro, al lado de mucho de vosotros pero en esta ocasión desde la línea de salida. ¡Ojalá lo consiga!

22 comentarios:

Barroso dijo...

Charlie:la verdad que a mi tambien me han puesto los dientes largos, yo menos mal que no fui, pase el Dominguo primero jugando un gran partido de padel y despues hice una tirada larga para reventarme, Charlie, si Dios quiere el año que viene estamos en la linea de salida ok.saludos

Charlie dijo...

Para Barroso: cuenta conmigo, el año que viene compariremos juntos la experiencia de debutar en un maraton. Tenemos todavía tiempo para preparárnoslo, ¿eh? Je, je.

Un abrazo y hasta pronto.

Triatlòn Nazareno dijo...

el año que viene te espero , jjeje y disfrutaremos de este deporte saludoossss

Charlie dijo...

Para Jose Ramón: a ver si nos conocemos antes, y no tenemos que esperar hasta la maraton del año que viene, je, je. ¿Distritos, Triatlon de Sevilla, las pruebas de verano en Rota...? En alguna será, ¿no?

Un abrazo y hasta entonces.

Carlosgbg dijo...

Claro que si Charlie, claro que lo vas a conseguir no te quepa duda. Y allí estaremos para celebrarlo todos. Muchas gracias una vez más por acompañarme esos últimos kilómetros has sido fundamental en un momento dificil. Eres un crack, espero verte en las carreras de los distritos por supuesto.

Un fuerte abrazo!

Ricardo Cabrera Cosano dijo...

Me hubiera gustado conocerte en persona, amigo, otra vez será.

Un abrazo!!

Charlie dijo...

Para Carlos: que no te quepa duda que lo daré todo ese día y me esforzaré al máximo para conseguirlo, por lo que de mí dependa no va a quedar.

Lo de acompañarte símplemente te lo hizo más llevadero, estoy seguro que ya con el estadio a la vista hubieras llegado aunque fuese rodando.

Un abrazo y hasta la próxima, a ver si el domingo nos vemos en el parque Miraflores.

Charlie dijo...

Para Ricardo: pues sí, qué le vamos a hacer. No pude pasarme el sábado por que coincidió con el bautizo de mi sobrina, y el domingo aunque me iba fijando no logré "ficharte", a ver cuáno tenemos la ocasión.

Enhorabuena por el resultado, un abrazo y hasta pronto.

tragabuche dijo...

el domingo se dieron la mano tres amigos,uno que acompaña a su amigo todo el rato hasta que este ya no puede mas,otro (tu,el 2º)que viene en su ayuda cuando quedan 10km y lo acompaña en los peores momentos y un tercero que estando destrozado le pide a su amigo(el primero)que tire para adelante que no se preocupe, que llegará como sea,que no quiere arruinar su carrera.esta es solo una muestra de las historias que se repiten cada año en la maraton,el año que viene puedes ser el primero o el tercero de la historia,está en ti en ponerle el orden pero no te faltará un amigo que añadir a tu historia,un abrazo y gracias.

pinarello dijo...

Socio yo te hacia corriendo la maraton,pero el año que viene estaremos juntos corriendo y nos echaremos esa foto todos en la salida.Espero verte en alguna de las populares del ayuntamiento.
Animo campeon

Charlie dijo...

Para Fernando: es éso precisamente lo que quiero vivir desde el principio hasta el final, la magia y la fuerza que rodea a una carrera como ésta.

Me faltan muchos "bollycaos" para ser tan grande como el primer amigo de esta historia, para ser el tercero tengo muchas papeletas en cuanto a lo de necesitar ayuda, y para ser el segundo siempre estaré dispuesto cuando por alguna circunstancia no haga una carrera completa o la haga sin dorsal, yo también recibí esa ayuda hace dos semanas en la media de La Cartuja y lo agradecí mucho.

Un abrazo y hasta la próxima.

Charlie dijo...

Para Pedro: ya me hubiera gustado a mí, pero por prudencia he preferido dejarlo para el año que viene, y enfrentarme a la maratón estando más preparado y con el cuerpo más "hecho", ten en cuenta que ésta ha sido mi primera temporada compitiendo, sólo llevo 4 medias a mis espaldas (contando la de Écija que era un poco más larga).

Que así sea, que coincidamos el año que viene y la terminemos y disfrutemos, sería muy buena señal por ambas partes.

Un abrazo y hasta pronto.

Caxaira dijo...

Estupenda entrada Charlie,comparto contigo el mismo sentimiento,sigue siendo una de mis asignaturas pendientes,ciertamente no sé si compartiré el mismo reto contigo el próximo año porque no lo veo claro aún,pero es todo tal cual lo describes!
Salu2.

Charlie dijo...

Para Manu: en tu caso no debería de haber dudas, tienes un gran dominio y buena marca en las medias maratones, seguro que harías un gran papel.

Ya sabes, si te animas, ya seremos cinco los debutantes: Los Antonios de Jerez, Barroso, tu y yo. ¡Y que no decaiga!

Un abrazo y hasta pronto.

Manuel dijo...

Lo que hicistes en el maraton solo demuestra lo que eres,una grandisima persona,aqui tienes a un colega para lo que quieras,nos vemos en la popular el domingo,saludos y un abrazo y mil gracias por ese empujon que me distes.

Charlie dijo...

Para Manolo: tampoco fue para tanto, lo que hice fue acompañar a los amigos y compartir con ellos esos momentos tan especiales. Además, en el pedacito que nos vimos, ya al lado del estadio, ni con cadenas te hubieran impedido acabar la carrera.

Un abrazo y nos vemos el domingo.

El Lay. dijo...

Charlie, gracias de nuevo por ese apollo moral que nos dabas a todos y que como tu dices fue la escusa perfecta para meterte el gusanillo en el cuerpo pal año que viene.
Gracias amigo.

Charlie dijo...

Para Lay: gracias a vosotros por poder compartir ese momento tan especial. Más que daros el último empujoncillo, que evidentemente no os hacía falta porque la motivación con el estadio a la vista os desbordaba el cuerpo, para mí fuisteis el punto de apoyo para impulsarme a mí mismo a llegar a ese momento el año que viene.

Un abrazo y hasta pronto.

Luis Manuel Manzanedo Fernandez dijo...

Muchas gracias por tus ánimos Charlie. Lástima no haber podido saludarte en persona. Cuento contigo para la próxima. Saludos!

Charlie dijo...

Para Luisma: no hay de que, compañero. En Écija me pasó algo parecido, la mezcla de sensaciones buenas y malas, debemos quedarnos con las primeras y sacar conclusiones de las segundas para seguir mejorando.

Un abrazo y hasta la próxima, si te pasas por las de Distrito a ver si por fin nos conocemos.

ALVARO RUIZ dijo...

gracias por tu comentario, ya te tengo fichado, je,je, un abrazo y seguimos encontacto

Charlie dijo...

Para Alvaro: gracias a ti, ya sabes que éso de que los amigos de mis amigos son mis amigos, en este mundillo del deporte popular es má verdad que en ningún sitio.

Un abrazo y hasta pronto.