Tri-seguidores de este blog

miércoles, 27 de abril de 2011

TAN LEJOS, TAN CERCA...

Me imagino que la mayoría de vosotros, si no todos, habréis visto alguna vez esas figuras que, según cómo las mires, aparece una imagen u otra, o bien se forman ilusiones ópticas en las que se ven cosas que no son reales. Dos de los ejemplos más habituales os los muestro a ambos lados de este párrafo: a la izquierda el clásico dibujo en el que se puede ver  la cara de una vieja o el perfil de una joven, y a la derecha las dos típicas rectas que miden igual aunque la de abajo parezca más larga.


Con las cosas que nos pasan en nuestra vida sucede lo mismo, las interpretamos de forma muy distinta según el punto de vista desde el que lo veamos. Cuando te pasa algo que te parece malo, si con el tiempo ves que, como consecuencia de ese suceso, te pasa otra cosa que es mucho mejor,  gracias a la segunda ves la primera como algo positivo porque te condujo hasta la segunda. Pasa por ejemplo con un despido tras el cual encuentras un trabajo mejor, o si tras la ruptura  con una pareja conflictiva se empieza otra relación más placentera.


Por este motivo, las sensaciones que tenemos haciendo deporte son muchas veces contrapuestas. Todos al acabar una prueba podemos estar contentos al llegar a meta cuando miramos a los que van llegando detrás nuestra, pero también frustrados al observar a los que han llegado antes nuestra  y ya se encuentran descansando y recuperándose. También podemos sentir satisfacción por la mejora en nuestras marcas o el progreso en las distancias, pero a la vez compararnos con los que van más rápido o hacen pruebas más largas y sentirnos por debajo de ellos.



Y aunque está bien fijarse en los otros para tener referencias, no debemos de olvidar que cada uno somos un mundo aparte. Partimos de una situación inicial parecida pero no idéntica, pues genéticamente hay quienes están mejor preparados para el deporte. Cada uno contará con su propio entorno y situación familiar, económica, geográfica... que le facilitará más o menos poder acceder a un deporte u otro, si la familia y los amigos son deportistas, será más fácil que se tienda a practicarlo, y así una larga lista de condicionantes (trabajo, pareja, hijos...)



Por otro lado, a poco que busquemos, siempre encontraremos a alguien más fuerte, más rápido, más alto, más rico o más guapo que nosotros. Si nos obsesionamos con superar a los demás, resulta que son tantos que lo más normal es +que aparezca alguno que nos supere. Ser el número uno está al alcance de muy pocos, es un objetivo muy ambicioso pero bastante utópico. Así que, a no ser que queramos frustrarnos, la referencia mejor y más válida debemos ser nosotros mismos, e ir comparando nuestros progresos a lo largo del tiempo.


Esto no significa que sea una solución ideal ni perfecta. El primer problema con el que nos encontramos cuando nos tomamos como referencia es la subjetividad que implica, al tener que ser juez y parte a la vez. Nuestro optimismo o benevolencia nos harán ser indulgentes, pero si por el contrario tendemos a ser exigentes y severos seremos más propensos a evaluarnos de forma negativa. Otra dificultad añadida es la distorsión que proporcionan nuestras propias percepciones y nuestro estado de ánimo, que influirán, mucho más de lo que nos imaginamos, en la interpretación de los resultados. 


En mi caso personal, supongo que los que lleváis tiempo leyéndome ya me habréis "calado" un poco: soy muy extremista en mis sensaciones, paso con facilidad de la euforia al pesimismo. Me veo rodeado de contrastes por doquier: miro hacia atrás en el tiempo, y aunque no han pasado ni siquiera once meses desde que empecé a competir, me ha parecido un periodo de tiempo largísimo. Veo que he tenido un avance considerable, pero también me doy cuenta de lo mucho que me falta si quiero llegar a todos los objetivos que tengo en mente para los próximos años. He mejorado en mis ritmos, si bien aún tengo mucho margen de mejora por delante para poder decir que estoy a un nivel óptimo. He aumentado las distancias que soy capaz de recorrer a nado, en bici o corriendo, y todavía me veo lejos de las que son necesarias para afrontar retos mayores.




Y ésa es la situación en la que me siento ahora, en medio de nada y de todo, un poco desorientado, sin saber si estoy lejos o si estoy cerca de hasta donde puedo llegar, unas veces optimista como para comerme el mundo y otras abrumado ante los retos con los que todos soñamos alcanzar algún día, dudando de si estarán a mi alcance pero siempre dispuesto a luchar por seguir avanzando, porque mientras se pueda subir un peldaño habrá que hacerlo, y luego ya nos plantearemos si el siguiente es posible o no. El tiempo y las circunstancias decidirán hasta dónde y hasta cuándo durará esta aventura, (esperemos que sea un límite muy lejano en ambos casos), pero mientras tanto la viviremos plenamente, para que luego no me quede la sensación de no haber aprovechado lo suficiente mis oportunidades.

17 comentarios:

Angel dijo...

Charlie, solo te puedo aconsejar que hay que perseverar y disfrutar sobre todo con lo que hacemos, de esta manera, es como se van mejorando las marcas, avanzando y sobre todo, viendo como vamos mejorando y de esta manera, veras como cada vez te sientes mejor y llegan mas detras de ti.

animo que esto es de largo recorrido y hay que disfrutar de ese recorrido.

Charlie dijo...

Para Angel: gracias por tus consejos, en ello estamos. Por supuesto que disfruto con los entrenamientos y las competiciones, y veo que voy mejorando poco a poco. Es simplemente un problema de perspectiva, que al estar en un punto intermedio me hace ver las cosas de forma muy distinta según mire hacia atrás o hacia adelante, hasta cerca o hasta lejos, lo que me marea un poco.

Un abrazo y hasta pronto.

Jose Prieto dijo...

Creo que lo ideal en nuestro deporte popular es llegar muy lejos en edad me refiero haciendo lo que nos gusta, si conseguimos objetivos mejor que mejor pero si no a disfrutar y compartir experiencias.
Saludos amigo

Charlie dijo...

Para José: ése es uno de mis objetivos, estar en activo el mayor número de años posibles. Mi meta ahora es seguir progresando en ritmos y aumentando en distancias, luego será probar pruebas nuevas (tri/du cross, trail...), y por último será mantener el nivel en la medida en que se pueda.

Un abrazo y hasta la próxima.

Triatleta Caletero dijo...

Charlie, poco a poco y dia a dia, iras progresando amigo, y cada vez podrás ir acatando y superando nuevos y mas grandes retos. Te lo digo por propia experiencia, hace 5 años estaba en 83 kilos (nose lo digas a nadie en?..jejej), a base de sofa y bocadillos, y no corria ni para atras y despues de esos cinco años de entrenamientos e ilusión mira como estoy actualmente...bueno no es mucho tampoco pero una progresion si que ha habido no?...animos socio, me reflejo mucho en ti hace unos años...vamoos vamooss go go go con ilusion todo se consigue. un abrazo

Charlie dijo...

Para Oscar: con lo que me enrollo, lo mal que me explico: no es que esté pensando en que no progreso, es que no sé si he progresado poco o mucho, si lo hago de forma lenta o no, si mis entrenamientos son correctos, escasos o a veces me paso de rosca... En definitiva, que me siento más perdido que un piojo en la calva del Matamoros. Perdido en cuanto a desorientado y confundido, pero ni mucho menos desmotivado ni estancado.

Sigo pensando que esto del deporte es maravillloso, pero es un camino largo y casi siempre en solitario, y es fácil perderse y equivocar el rumbo sin una brújula o un hoja de ruta clara y bien trazada.

Un abrazo y hasta pronto.

davidp3 dijo...

COMO SIEMPRE MUY BUENA TUS ENTRADAS.
ES BUENO QUE TE FIJES EN LOS DEMÁS PERO NO PARA PONERTE METAS, SINO PARA APRENDER DE SUS MÉTODOS SIN SON LOS CORRECTOS, LOS CUALES TE HARÁN PROGRESAR.
SOLO SE QUE DEBES SEGUIR SIENDO TÚ MISMO, CON TUS VIRTUDES Y TUS DEFECTOS PERO SIEMPRE MIRANDO AL FRENTE Y TOMANDO LAS COSAS POSITIVAS Y CONSEJOS QUE TE PUEDAN DAR.

SALU2 DESDE ROTA

Charlie dijo...

Para David: muchas gracias por tus consejos, es una buena forma de planteamiento. También es verdad que los métodos pueden dar más o menos resultados en unas personas que en otras, pero en general siempre serán adecuados.

Estoy de acuerdo en que lo importante es ser uno mismo, cada uno tendrá su propio camino, lo importante es saber llevarlo a cabo lo mejor posible. Y lo de ser positivo es fundamental, no sólo en el deporte sino en cada aspecto de nuestra vida.

Un abrazo y hasta la próxima.

Barroso dijo...

Estoy con el matraca,aprender todo lo que pueda de los de mas, metas las que yo pueda hacer pero lo primordial para mi es disfrutar y aprovechar las carreras para viajar , conocer compis y pasarlo bien con los mios,saludos

Charlie dijo...

Para Barroso: todo lo que dices es cierto, los que no corren no comprenden cómo podemos disfrutar esforzándonos tanto, pero entre las sensaciones que te da, las experiencias que vives, el ambiente que disfrutas, la gente y los sitios que conoces... Todo junto merece mucho la pena.

Las metas, por supuesto, deben ser las que estén a tu alcance, por ejemplo lo del Epic5 sé que es para superfueras de serie. Hay que ir paso a paso, no pretender saltarse ningún escalón para no tropezar y darte un batacazo, je, je.

Por cierto: ¿váis la semana que viene a la Vía Verde o a Los Toruños? A ver si allí nos vemos, o si no en el Mesón La Encina ;-D

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel Hervás dijo...

Siempre tendemos a mirar a los que están arriba y en parte es bueno, ayer estuve en una boda y coincidí con amigos de la infancia, al verme al lado de ellos fumadores, obesos y dejados me dio un subidón de autoestima. Quizás no pueda estar a la altura de otros pues antepongo y seguiré así muchas cosas al deporte, hay verdaderos drogadistos de esto, pero seguiré proponiendome retos contra mi mismo, los demás son un aliciente. Una vez escuche a alguien preguntarle a un montañero porque se jugaba la vida subiendo al Everest, tubo una respuesta muy corta "porque estaba ahí". Pues los retos están ahí desafiándonos y los demás dan igual, lo importante a estas alturas es ser feliz con uno mismo y Charlie todos podemos llegar mas lejos en todo pero ¿que peaje estarías dispuesto a pagar por conseguirlo?......

cdc Trajano de Utrera dijo...

Muy buena la reflexión, reflexiones. Y dejarlas escritas y compartirlas, mejor aún. El esfuerzo merece las penas, pues mientras se hace también se hace camino, y amigos. Como dicen unos amigos "la carrera de hoy es todo beneficio", sin prisas, charlando, riendo, en la primera mitad, con cambio de ritmo en la segunda. Eso ese día, otro día será algo distinto, y también estará bien. Un abrazo, Diego.

Charlie dijo...

Para Daniel: tienes mucha razón en lo que dices, cada reto es como una montaña, cuando subes una, vas a por la siguiente más alta. Unos tardarán más que otros en subirla, a algunos les costará más esfuerzo que al resto, pero todos los que llegan a la cima, disfrutan mucho de las vistas desde la cumbre... Sí, también me gusta mucho el senderismo por la sierra, por eso me he identificado mucho con tu comentario.

Es cierto que hay que saber medir el nivel de esfuerzo al que estamos dispuestos para logar un objetivo, si nos ponemos metas demasiado lejanas, difíciles o costosas, será más fácil desanimarse o perderse por el camino, por eso es mejor ir paso a paso, mirando más dónde pondemos el pie que perder la vista en el horizonte, para no tropezarnos.

Muchas gracias por tus palabras, un abrazo y hasta la próxima.

Charlie dijo...

Para Diego: me alegro de que te guste compartir mis reflexiones, para que se vea que es cierto lo de "mens sana in corpore sano". Y también es una gran verdad que hay que disfrutar tanto de la meta como del camino, y por supuesto de la compañía durante el viaje. Por ejemplo, para las dos carreras de la semana que viene mi objetivo será disfrutar del paisaje y del entorno donde discurren, el tiempo empleado y la clasificación será algo completamente anecdótico.

Un abrazo y hasta pronto.

Charlie dijo...

PARA TODOS: ¡5.000 gracias por vuestras visitas! Esto va más rápido de lo que me esperaba, es una motivación para seguir enfrente del teclado. Si ya disfrutaba de los blogs como lector y comentarista, el tener uno propio y mantenerlo es una gran satisfacción personal.

Un abrazo, aquí seguiré compartiendo con vosotros nuestra afición.

Selu dijo...

Charlie, tú siempre tan existencial!!!!. Si ahora llego a casa y le dio a mi hijo el Quijote y espero que me lo lea creyendo que efectivamente debe saber leerlo, me mueeeero. Lo importante es ir poco a poco, siempre disfrutando, los objetivos deben caer por si solos, no te preocupes que tu cuerpo solo los irá pidiendo. Siempre pondré el mismo ejemplo: Cuando yo empecé con los triatlones sprint conocí a un gran amigo, Sergio Rodríguez, que es un crack en esto. Después de un duatlón de Chiclana nos dio su teléfono a mi y a un compañero de club, Pepín para quedar con él y salir en bici. El Trixerez estaba recién fundado. Pues un dia que salí en bici con él y un grupo de ciclistas yo iba a hacer la larga de la semana, 40 kms. en bici, y ya en ruta va y me dice que el tenía que hacer 80 kms. y luego correr 45 minutos..... No te digo más. Para mi que estaba loco. Eso era increible para mi..... tú me lees asiduamente, y sabes de algunos entrenos de los que hago ahora..... Algún dia te recordaré esta entrada, ya verás..... Sigue así que es el camino.

Charlie dijo...

Para Selu: sí, mi chorla siempre va más rápidas que mis pies, je, je. Tengo claro que éste es un camino largo y que hay que recorrerlo con paciencia, y que los objetivos deben ser graduales, como puedes ver en el lado izquierdo de mi blog, ya los pondré un poco más altos la próxima temporada. El problema lo tengo en que como entreno de forma autodidacta, heterodoxa y todavía no muy ordenada, no sé si voy por el camino adecuado y si me puedo estancar por el camino. Si en algún momento me veo en esa situación, espero saber reaccionar y corregir el rumbo, en lugar de desanimarme y rendirme.

Un abrazo y hasta la próxima.