Tri-seguidores de este blog

sábado, 16 de julio de 2011

DEMASIADO IRON-JOB PARA TAN POCO POLLO


Doy de nuevo señales de vida por la blogesfera antes de que se os ocurra llamar a Paco Lobatón para que empiece a buscarme a ver dónde se me ha ocurrido esconderme, como Wally. Alguno a lo mejor hasta me ha echado de menos y todo, pero el deber y las circustancias mandan, y muy a mi pesar he estado dos semanas bajo mínimos cibernéticamente hablando. Ha sido un semiapagón, pero no analógico como cuando llegó la TDT, sino cronológico. Vamos, para que se me entienda, por falta de tiempo y de energía.





En una de mis primeras entradas, que es de mis favoritas, comparaba nuestras duras y largas jornadas laborales con un triatlón tipo Iron Man. Pues fusionando un poco estos dos conceptos, durante las últimas dos semanas he disputado un Iron-Job casi a diario. Es decir, que me he visto obligado a pluriemplearme por las tardes para no ahogarme más en los finales de mes que en Nochevieja con las uvas, echando por lo tanto 7 horas por la mañana en el curro de siempre, 3 o más por la tarde de trapicheo directo al bolsillo, y encima varios días he rematado la faena con entrenamiento vespertino-nocturno, llegando a casa a las tantas, cenando casi a la hora que le gusta a los Gremlins, y acostándome con el postre aún en la boca.





Evidentemente, me ha quedado poco tiempo para escribir entradas o comentarios a las vuestras. Aun así os he seguido leyendo cuando buenamente he podido, y aunque fuese a duras penas he conseguido mantenerme al día de vuestras aventuras  y novedades. Hoy me he dado un atracón, aun a sabiendas de que mañana me toca madrugar para ir a Costa Ballena, pero como los blog enganchan casi tanto como el deporte, el cuerpo me pedía una buena ración para superar el síndrome de abstinencia.





La semana que viene se presenta un poco más tranquila, así que aprovecharé para contaros las dos carreras de este finde y el relevo de natación de la semana pasada, antes de que se me olviden los detalles y se convierta en una crónica puramente cuantitativa. Simplemente haceros saber que sigo ahí, y como siempre le busco el lado positivo a todo, comentaros que en el fondo estos maratones laborales también entrenan el cuerpo y la mente, me he sentido cansado pero satisfecho de haberlos soportado bastante bien. Del mismo modo y en sentido contrario, creo que los entrenamientos deportivos me han ayudado mucho a aguantar cada día, y a recuperarme bien y descansar cada noche para el día siguiente. En este particular Tour sin bici que estoy haciendo en Julio seguramente no me merezco el maillot amarillo como en su día Induráin, Armstrong o últimamente Contador, pero sí he hecho algunos méritos para el de la combatividad que tanto se curraba el bueno de Eduardo Chozas.

8 comentarios:

maratonman dijo...

No te precocupes charlie,ahora un buen fin de semana de relax y como nuevo,a veces pasa eso hay que establecer prioridades porque a todo no se llega.Me alegra saber que a pesar de todo algo pudiste entrenar,estas hecho todo un tipo duro.
Un abrazo.

Charlie dijo...

Para Rafa: bueno, lo de relax es relativo: doblete de carreras, esta noche el santo de mi hermana y de mi sobrina, mañana comida en la playa... Pero vamos, mucho mejor plan que el de lunes a viernes, no hay punto de comparación ;-).

Los entrenamientos, aunque fueran a última hora y ya cansado de todo el día, me venían bien para desconectar un poco, eran el postre después de una comida tan indigesta, je, je.

Se te echará de menos mañana en La Barrosa, espero que te recuperes de tus molestias. Un abrazo y hasta la próxima.

Barroso dijo...

Charlie : que le vamos hacer hay que estar en todo, mientras no nos toque una buena primitiva tiene que ser asi,saludos compi ya nos veremos

Charlie dijo...

Para Barroso: ése es uno de mis sueños, ¡ojalá se cumpla algún día! , je, je. Mañana voy a estar con vuestro club en Punta Candor, a ver si nos vemos. Si no es así, un abrazo y hasta pronto.

Antonio Morales dijo...

El iron-job es un complemento positivo para el entreno de resistencia, mejor tomárselo así Charlie.
Espero verte mañana en La BArrosa.

Charlie dijo...

Para Antonio: pues claro, es la mejor forma de verlo: todo lo que sea ser capaz de realizar un esfuerzo continuado te ayuda para hacer luego esfuerzos más intensos y/o prolongados.

Un placer vernos hoy de nuevo, aunque haya sido sólo en la salida, ya nos contaremos qué tal nos ha ido.

Jose Prieto dijo...

Bueno no sabia si escribirte o esperar a tu cronica de Costa Ballena jajaja, por si no tienes mucho tiempo pillin tanto entrenar y entrenar te hago el comentario. Un saludo

Charlie dijo...

Para José: en estos días haré las tres crónicas juntas, como el arroz tres delicias: la natación de Cádiz, Costa Ballena y La Barrosa. Te adelanto que las tres estuvieron bastante bien, satisfecho pero con el contrapunto de "pude hacerlo un poco mejor".

Un abrazo y hasta la próxima. ¡También a ti, Antonio, que se me olvidó ayer!