Tri-seguidores de este blog

lunes, 28 de marzo de 2011

RICO, RICO Y CON FUNDAMENTO





Quizás alguno de vosotros haya notado algo distinto en la lista de blogs que sigo, ya que desde hace una semana aparece uno que no está relacionado con el deporte: es el blog de gastronomía de mi hermana Susana, ilustre doctora y profesora universitaria de Psicología de profesión, y gran cocinera de vocación (de ello puedo dar digna fe por haber saboreado en numerosas ocasiones sus sabrosas recetas). De sobras es conocido la importancia de la alimentación en el rendimiento deportivo, pero voy a explicaros además las muchas semejanzas entre la cocina y el deporte.











El primer paso para elaborar un apetitoso plato debe de ser contar con ingredientes de buena calidad. Existen dentro de cada tipo de alimento distintas  categorías, según tamaño, textura, sabor... Las variedades más exquisitas son las conocidas como delicatessen. Para la práctica deportiva el principal ingrediente es nuestro propio cuerpo, cada uno cuenta con unas cualidades de edad, altura, peso, sexo, condición física, fuerza, velocidad, resistencia, flexibilidad... Los elegidos por la diosa Fortuna nacen con condiciones genéticas  privilegiadas, si las aprovechan bien serán los deportistas profesionales. Para el resto, nuestro consuelo es que nuestro "ingrediente" va mejorando poco a poco cada vez que lo "cocinamos".




Cada alimento precisa de su propio tiempo: las frutas o verduras deben ser recolectadas en su punto justo de maduración, y los años de crianza de los animales también son muy importantes. Además, el tiempo de cocción, de fricción o de horneado correcto variará según cada uno. La variable tiempo también es fundamental en el deporte: por un lado en nuestra edad para saber qué es lo que está a nuestro alcance y lo que nos podemos exigir, y por otro lado el ser capaces de encajar dentro de nuestras obligaciones profesionales y las circunstancias personales de cada uno el hueco necesario y suficiente para poder realizar los entrenamientos que tengamos planeados.




A la hora de elegir los alimentos, también nos condiciona mucho la época del año en la que nos encontremos, pues habrá alimentos que sólo podamos conseguir en su temporada. También es importante la temperatura de los alimentos antes de cocinarlos, así como la del plato cuando se cocina y cuando se sirve en la mesa. En el deporte tenemos unos que sólo se practican en verano, otros en invierno, y según el momento de la temporada en el que nos encontremos nuestro estado de forma y nuestros objetivos variarán.




Una vez que tengamos los ingredientes precisos, deberemos de contar con una receta que los combine y manipule de la forma precisa para obtener el plato que deseamos conseguir. Dentro del deporte, cada vez toman más importancia los planes de entrenamiento bien estructurados y con las cargas de esfuerzo distribuidas y ajustadas convenientemente, con el fin de que nuestro cuerpo mejore sin "quemarse" ni "quedarse crudo".




Para poder llevar a cabo la receta que tengamos planeada, también
influye mucho que tengamos a nuestra disposición una cocina bien equipada, con todos los utensilios que sean necesarios en cada paso que tengamos que realizar. Según el deporte que practiquemos, necesitaremos de una equipación y unos materiales distintos. De la calidad de éstos dependerá en parte el resultado que consigamos, pero no olvidemos nunca que lo primordial es contar con un buen ingrediente, eso no lo sustituye la tecnología ni el dinero (bueno, a veces sí con el dopping, pero no es precisamente lo más recomendable para nuestra salud, que en definitiva es de lo que se trata).


Si el plato que vamos a elaborar es un guiso, será muy importante el caldo que englobe y aglutine al resto de los ingredientes, es la clave para que sea un plato apetitoso. Al hacer deporte, nuestro "caldo" será nuestra motivación, ganas, ilusión, fuerza de voluntad... que serán los que consigan que encadenemos de forma correcta los diferentes tipos de entrenamientos, cada uno con su intensidad, tipología y objetivo buscado, y rematemos luego la faena presentando sobre la mesa un
buen resultado en las competiciones.


En cambio, cuando preparamos un segundo plato de carne o pescado, será muy conveniente acompañarlo de una guarnición o de una salsa que lo acompañe de forma adecuada, dándole a dicho plato un acabado más completo. En nuestro caso, el equivalente es la compañía del resto de competidores, los miembros del club al que se pertenezca, los compañeros de entrenamiento, la buena gente que se conoce dentro de este mundillo...


Además de contar con buenos ingredientes, todo buen plato que se precie va siempre aderezado con toques de sabores más intensos que por contraste consiguen que disfrutemos más de su sabor. Para ello contamos con la sal, el ajo, la cebolla, la pimienta, las distintas especias... Ésas son las anécdotas que nos proporcione cada entrenamiento o competición, las sensaciones vividas, la satisfacción de cumplir nuestros objetivos o el sinsabor de habernos quedado más cerca o más lejos de ello...


Finalmente, la comida debe ir bien acompañada de vino, zumo, agua, pan... ¡y para los golosos como yo no puede faltar un delicioso postre! La vida de un deportista a veces es muy sacrificada, hay que privarse a veces de horas de sueño, o prescindir de cosas que nos gustan como salidas nocturnas, eventos sociales, más tiempo de descanso... Así que después de un entrenamiento duro o de una competición importante, para que no nos hartemos y acabemos dejando el deporte de lado es muy recomendable concederse pequeños caprichos: para algunos será comer o beber algo que le guste aunque esté un poco reñido con las dietas, para otros una noche de juerga, o desconectar mediante un viaje, un spa, una tarde de sofá con película...


Me imagino que a alguno se le habrá abierto el apetito con la temática de esta entrada, sobre todo si la lee justo antes de la hora de comer, así que antes de que os pongáis manos a la obra en la cocina o de que os sentéis a la mesa a disfrutar de un rico menú, no olvidéis que del mismo modo que nuestro cuerpo rendirá mejor y se sentirá más sano si lo alimentamos con buenos alimentos, nuestra mente estará más plena y sentiremos una mayor felicidad si la alimentamos con buenos pensamientos, con la satisfacción de vivir positivamente y con la alegría de disfrutar de cada momento de nuestra vida.

12 comentarios:

Triatlòn Nazareno dijo...

ole ole y ole ,vaya tio le pegas a todo a ver si te llevas algo a una carrera y lo probamos jjejee

Charlie dijo...

Para Jose Ramón: mi hermana y yo en eso somos un equipo, ella cocina de maravilla y yo soy un comensal muy agradecido, en la cocina me defiendo regular, a ver si en eso también me voy superando poco apoco, je, je.

Un abrazo y hasta pronto.

Barroso dijo...

Buena y riquisima portada la que te as marcado Charlie, todo hay que tenerlo en cuenta,los entrenos son primordiales para hacer una buena carrera pero tambien lo es una buena alimentacion,saludos

tragabuche dijo...

ostias charlie,ahi me has dao,es mi tema favorito despues del deporte.soy un apasionado de la cocina en todas sus versiones,me gusta todo,lo pruebo todo,hago experimentos aunque mayormente cocina mi mujer en casa si que yo le presto mucha atencion al tema y me meto bastante a cocinar y si encima lo aplicas mirando los intereses de cara al rendimiento en la actividad deportiva aun lo haces con mas entusiasmo,suerte el domingo,yo me iré a marbella a ver al caletero si no hay ningun contratiempo,un abrazo.

Charlie dijo...

Para Barroso: sí que es muy importane la alimentación, si es con productos de primera calidad, mejor todavía, como por ejemplo los exquisitos jamones del mesón La Encina, y eso que todavía no los he probado, pero tienen una pinta en las fotos...

Un abrazo y hasta la próxima.

Charlie dijo...

Para Fernando: por lo que veo tú sí que te defiendes bien en la cocina, es una afición muy interesante que además te permite comer más sano y saborear el fruto de tu trabajo.

Hasta pronto, un abrazo.

Emilio dijo...

Charlie muchisimas gracias por tus animos, en serio son de gran ayuda, muchas gracias y un abrazo, animo

Charlie dijo...

Para Emilio: gracias a ti por ser un ejemplo de superación ante las adversidades, con tanto coraje nada ni nadie podrá contigo. En el fondo somos como una gran familia, y para eso estamos, para apoyarnos y ayudarnos en los momentos malos.

Un abrazo, hermano.

Barroso dijo...

Charlie: muchas gracias, por el comentario de los jamones del Meson la Encina,si este verano vines por Rota a pegarte un bañito, pasate y lo comprobaras, que modestia aparte, degustaras unos de los mejores jamones de toda la comarca,mas las carnes ibericas, y si es por la mañana ven a desayunar y luego me lo cuentas,saludos amigo

Charlie dijo...

Para Barroso: tomo nota, amigo. Seguramente pasaré por la playa antes, algun fin de semana o algún puente, os avisaré con tiempo.

Un abrazo y hasta pronto.

davidp3 dijo...

Que pedazo de entrada. Yo también soy un apasionado de la cocina, En mi casa el que manda en la cocina soy yo, jejeje ( no hay otro lugar ). Tienes toda la razón, van cojidas de la mano y siempre después de sacrificarte para algún objetivo es bueno pegarte un homenaje, por lo menos a mi me pasa ( o unos pocos ).
Si viens por Rota dame un toque, iremos a abusar de las chacinas y carnes ibericas del amigo Juan.

Salu2 desde Rota

Charlie dijo...

Para David: a mi manera, yo también soy apasionado de la cocina... concretamente de los resultados que salen de ella, je, je. En serio, es la típica cosa que siempre tienes en mente y nunca termina de arrancar: "tengo que ponerme a aprender a cocinar".

Lo de los pequeños homenajes es una forma más de estimularse y tener motivación: "después de entrenamiento/competición tan dura, verás lo que voy a disfrutar".

La visita a Rota también la tengo en lista, la fecha más probable es en el puente del 1 de Mayo, a ver si os pillo por allí.

Un abrazo y la próxima.